10 octubre 2015

Con un canto al Orfeón Yaracuy se festeja sus cuatro décadas

La noche del 11 de octubre de 1975 se dio un acontecimiento inusual en la capital yaracuyana, fue el debut del Orfeón Yaracuy, que este domingo arriba a sus 40 años y la noche de este 9 se dio inicio a tres días de canto coral  para celebrar las cuatro décadas de vida del coro pionero de la entidad federal.

            La parranda de tres días, se cumple en el patio central del Museo Carmelo Fernández en el complejo cultural Andrés Bello en San Felipe con la participación de agrupaciones corales bajo la dirección de quienes en alguna oportunidad  se encargaron de llevar las riendas de las cuatro cuerdas y contó con la presencia de su director fundador Pablo Ramírez.

            “Para mi ver al orfeón con 40 años significa emoción, satisfacción, pero también  tristeza porque nació con una serie de problemas que todavía arrastra. Como dice la Biblia nació con las  migajas que caen de la mesa, y los coordinadores de aquella época dijeron que el Orfeón no representaba la cultura de Yaracuy y entonces la gente que hace pintura, música, danza y si ellos no  la representan ¿Qué es entonces lo que la representa?  La cultura no emana de las Casa de cultura, la cultura son las manifestaciones que hace el pueblo” dijo Ramirez.

            Previo al concierto,  se abrió una galería de retratos de sus directores y una muestra de fotografías, la primera toga y una vitrina con programas de mano, recortes de periódicos.


         

   Abrió las Voces oscuras Lino Cárdenas de Voces juveniles de Yaracuy, bajo la dirección de Pedro Parra Goyo que ofrecieron al público asistente los temas “Allá va un encobijao” de Alberto Arvelo Torrealba y Antonio Lauro, polo margariteño con arreglo de Modesta Bor “El currucha” de Juan Bautista Plaza.






            Le siguió  los Niños cantores de Yaracuy con Franklin Gutiérrez ; la Coral Oswaldo Méndez, que hace vida en Yaritagua con dirección de Edgar Quiñonez, que dejaron oír temas de Modesta Bor, negro espiritual; por su parte Pablo Hurtado dirigió al Coro del Conservatorio de Música Blanca Estrella de Mescoli en temas de Navidad como ”Adorar al niño “ un villancico tachirense arreglo Rafael Suarez, “La pascua es hermosa “de Luis Mariano Rivera “Every time i fell the spirit” un negro spiritual arreglo de William Dawson y cerró la Coral Analexis Ramírez bajo  la batuta de Alexander Camacaro en “A tu lado” de Javier Bustos, “Arroz con leche” de Carlos Guastavino  “ Vaqueros del viento” de Arvelo Torrelaba y arreglo de Cesar Alejandro Carrillo.




SIGNIFICADO EN LA CARTOGRAFIA CORAL DE YARACUY
            Franklin Gutiérrez, quien dirigió al Orfeón Yaracuy, comento que ha sido una agrupación muy golpeada, aunque es la génesis del movimiento coral, de allí han salido directores, cantantes y de su pasantía por sus filas muchas personas  sienten la cercanía del quehacer cultural.
            Por su  parte Parra, que permaneció 8 años en el, dijo que este coro es el mater del movimiento coral en Yaracuy, ha sido la escuela del canto coral para iniciaron y además la escuela de la dirección coral “A los 16 años  llegue al Orfeón Yaracuy, más tarde a los tres años  fui jefe de cuerdas de los tenores, después subdirector asistente de  Edgar Quiñonez y allí comenzó mi carrera”
            Mientras que Quiñonez agregó, que no cobro nunca por su trabajo,  y para él fue darle continuación al trabajo  de Ramírez y Arístides Sánche,z el reto fue llevarlo a su máxima expresión hasta donde pudo, para ese momento. La perseverancia de sus integrantes es una noble labor.
            Y Pablo Hurtado, que también lo dirigió manifestó que a partir de el nacieron otras agrupaciones, que en su época capitalizó la actividad musical y  mantenerse durante 40 años es una hazaña.
            El Orfeón Yaracuy nace cuando dos maestros, Claudio Delgado y Nevil Domínguez fueron a un curso de música en Barquisimeto, conocieron a pablo Ramírez y hablaron con él  para ver si quería venir a San Felipe a formar un grupo coral. Conversaron con varias personas como Tiberio Longobardi, Orlando Valladares y después tuvieron una conversación formal, el Colegio de periodistas abrió sus puertas para los ensayos dos días a la semana y hasta tres.
            Fueron días de tocar puertas, en busca de ayuda, gente para la audición. Días de intenso trabajo, hasta el día del debut .

            Hoy la constancia ha permitido llegar a los 40 años y se celebra a las cinco de la tarde en el mismo lugar con un segundo concierto con  la Coral Aroa, Coro sinfónico juvenil de Nirgua, Ensamble mesticanto  (Lara) y Voces oscuras de la UCV (Aragua) .






No hay comentarios:

Publicar un comentario