11 diciembre 2015

Radamés Laerte Giménez: “Los troyanos” habla de batallas entre bachacos negros y rojos

Los bachacos son los troyanos de la naturaleza, cubiertos con la coraza pulida, con arma filosa en vez de brazos y con ese ímpetu que no sabe de retrocesos. Era costumbre entre griegos sacrificar a los débiles arrojándolos desde la cima. Sólo el fuerte, el preparado para la guerra, tenía lugar y vencía.” es esta la razón del nombre del libro “Los troyanos” presentado este 10 en su versión digital en el Museo Carmelo Fernández en el complejo cultural Andrés Bello, en San Felipe.

            Para el autor Radamés Laerte Giménez, los troyanos son una evocación de la infancia cunado en los patios los niños ponían a  pelear a los bachacos,  es una asociación de luchadores griegos.  




            El libro, ganador del concurso de cuentos que auspicia el IPASME,  lleva diseño, diagramación y montaje de Yaraiví Alcedo, corrección producción y edición de  Lisneth  Molina Valero del Fondo editorial IPASME y se compone de: Marinero a rayas , Levanta Juan , De lejos Pete nos mira , Somos de buena familia ,Para enderezar un cuerpo ,La vida tiene sus recompensas ,Los troyanos en casa de la abuela ,La M de su nombre ,Tan sagaz como Jackie ,De las crónicas del monje anónimo , Los senos de mi amada .


            La presentación estuvo a cargo de Eliseo Mora quien dijo que “el libro es educativo, y conjuga cuento y crónica indistintamente, no es un libro de cuentos. También  hace la descripción de la psiquis de un niño,  de personas que viven en diferentes lugares y de revindicar el ambiente rural donde vive,  es una reflexión sobre la vida, de una lucha constante de la existencia, de su constante quehacer de guerra y es importante encontrar el camino ”.
            Y en otro fragmento del relato que le da nombre al libro escribe “Sostenía el cuerpo queratinoso con la puntica de los dedos y le amputaba las antenitas. Iban así, erráticos y agresivos.
            Yo prefería los rojos. Los rojos iban de frente en la pelea. Eran los mejores para cumplir con los mandatos del combate .No corrían en dirección contraria, nunca evadían la fatal confrontación. Era en esas labores cuando sobrevenía la sordera .Entonces, trazaba el cuadrilátero sobre la tierra y comenzaba el pugilato de los dos colores. La vida anunciaba que todo iba a ser una pelea.
El asedio constante fue la primera seña. La ventaja del grande sobre el pequeño. Esa vez era la pelea del rojo diestro y sagaz contra el negro corpulento y bruto. En ese desnudo patio de tierras amarillas era posible la ostentación de un mínimo poder hacia los bachacos. En la contienda todo se resolvía del modo más justo y bíblico: vencía el desventajado. Huía vencido el gigantón y a un lado rodaba su cabeza cercenada”
            Por su parte, el autor explica, que “es una compilación de 11 cuentos escritos desde el  2010 y el más reciente cuando hacia la última revisión.  Los 11 relatos, son dispersos, en la temática, en el tratamiento y en los tiempos “ porque no se  escribe con la intención de hacer un libro de cuentos” y por eso no lleva unidad temática, cada uno es independiente, aunque si hay escritores que escriben con una idea unificadora, pero en este caso no fue así.
            El libro saldrá en su edición impresa en el 2016.

            

No hay comentarios:

Publicar un comentario