12 julio 2016

Bienal del sur con 24 artistas plásticos abrió sus puertas en Yaracuy

Con el lema de “pueblos en resistencia”, este sábado 9 de julio en horas de la mañana, abrió sus puertas el Museo “Carmelo Fernández” en el complejo cultural Andrés Bello en San Felipe, la I Bienal del Sur en su capítulo Venezuela.

  (Fotos Mucaf)      
Durante su permanencia, están expuestas  las obras de 24 artistas nacionales Ramón Silverio, Rodrigo Benavides, Teresa Carreño, Jorge Rojas, Malú Valerio, Joel Nacache Toro, Ernesto León, Colon Prada, Pablo Diego Pérez (Kalaka), Natalia Rondón, Laotse Armas, Saúl Huerta, Carolina Campos, José Miranda, Susana Arwas, Ramón Morales Rossi, Luis Moreno, Franklin Fernández, Ender Cepeda, Juan Calzadilla, Mónica Chalbaud, Beatriz Blanco,  Omira Lugo, Guillermo Colmenares, cuyas obras stan identificadas a cual de los dialogos pertenece ademas de uan explicación. 
            Abrió el evento el pasado 9,  palabras del coordinador del Gabinete de cultura, José Rafael Naranjo y le siguieron las del artista plástico José Miranda y la coreografía del dúo de  José Albis y Clariza Borregales, en ” Mi experimento hacer reír”, de Danzas Cocorote.


















                                                   (Fotos Mucaf)

             La I Bienal del Sur: Pueblos en Resistencia, la integran cuatro ejes entretejidos, varios de ellos  se muestran en la salas 3 y 4 del Museo Carmelo Fernández. Uno de ellos, los Diálogos del Cuerpo y su manifestación en el arte,   aborda la diversidad sexual, entre otros temas, pero también se encuentran desde la Transformación, desde la Identidad y la Memoria, y desde la Tierra, que incluye temas como el territorio, la ecología y la Patria, con discursos plásticos reflejados por 24 artistas venezolanos.





            En Diálogos del Cuerpo, se encuentra la obra de  la trujillana Omira Lugo, con “Las Mujeres para Bolívar fueron un sueño” “El héroe transformado en su dimensión más humana, determinado por sus deseos y pasiones, que lo impulsan en su acción libertadora, que lo equilibra en su gesta pero que lo aterriza en lo orgánico”, dice el discurso acompañante.


            La artista visual venezolana Teresa Carreño expone tres obras, titulada “Mujeres campesinas por primera vez al voto”; la segunda, “Poder Popular” y la última, “Un mundo nuevo, posible”, que  representan en tres cuadros, el fenómeno de las luchas sociales en la última década. Carreño quien estuvo en el montaje comenta "Es un elogio a esa visión, a esa dimensión colectiva de la vida que ha sido siempre la aspiración de la fuerza humana"
DIALOGO DE LA TIERRA
En este perfil  de la Tierra las que refiere el punto de vista conceptual como material, simbólico y referencial del artista,  allí está el tema de las migraciones, luchas reivindicativas para salvar los recursos naturales para preservar el aire, el ambiente, las montañas, los ríos y los bosques y participan en este perfil  Beatriz Blanco, Mónica Chalbaud, Saúl Huerta, Susana Arwas, Natalia Rondón, Ramón Morales Rossi y Rodrigo Benavides.
            Otra artista presente en el montaje fue  Beatriz Blanco que presenta una escultura en láminas de aluminio teñido titulada “El guerrero, cacique ancestral” que manifiesta que los pueblos originarios del Sur han resistido durante más de 500 años gracias a la preservación de su cosmovisión. Esta visión les ha permitido ensayar una guía distinta que valora la existencia de la humanidad con sus bellezas y refulgencias. La cultura, costumbres, creencias y religión de los pueblos indígenas tienen como norte respetar y preservar a la Madre Tierra o Pachamama, así como sus recursos naturales, fauna y flora, en pro de la supervivencia de los habitantes del planeta de forma sana y respetuosa.


            También participa de este eje “Cartografía de las piedras” de Ramón Morales Rossi, oriundo de Ciudad Bolívar, exhibe su obra, la cual recoge sus vivencias con el río Orinoco. “Es una obra orgánica relacionada con los elementos de la tierra, el paisaje, la música que produce todo lo que tiene que ver con la tierra”
            El autor trabaja con la piedra, la tierra, el agua, el cordel, el metal y la flecha. La pieza hace un recuento de las vivencias del artista con el río Orinoco. “El trabajo de la mano sobre la piedra dura, la madera, la tierra original, busca aprehender los primeros signos de la gesta humana. Los orígenes del trabajo, el ritual mágico y la ofrenda con un particular sentido de pertenencia”
            También se encuentra en la sala  4 la obra del venezolano Rodrigo Benavides llamada “Crónicas del Bitumen” que habla del tema del recurso energético, de cómo n hemos obtenido una cultura de consumo a través de la lógica energética. “Petróleo, fiestas y penurias, acompañada de una cita de César Rengifo alusiva a este hecho. Es una reflexión sobre los venezolanos como sociedad petrolera”
             “La explotación petrolera ha dejado huella y profunda reflexión en los creadores. Ver a la sociedad a través de las prácticas económicas y el consumo de energía da una idea de las imposiciones consumistas a las que hemos sido sometidos”, señala el texto de la obra reflexiva que cita una frase del maestro César Rengifo extraída del Prefacio del libro "Las torres y el viento", escrito en el 1970.
            Al referirse a su obra el autor venezolano comenta: “Para el territorio venezolano, el complejo tema petrolero representado en la obra fotográfica de mi autoría se manifiesta de manera cíclica como un péndulo histórico ineludible que a todas y todos nos convoca entre la tradición que se inserta en los valores culturales que dan cuerpo a la diversidad geohistórica local-regional-nacional y el desarrollo industrial focalizado primordialmente en la obtención de bienes materiales de carácter globalizante”.
            La obra “Una linda bailarina bailando en la punta de un pie” de la venezolana Natalia Rondón, que es un mapa de Suramérica también se inserta en la muestra. “Es el territorio geográfico convertido en símbolo. Es una gran tela que pende del techo. Es toda una discusión política.
            Los Diálogos sobre la Tierra,  se construyen desde la experiencia de vida del artista con su entorno y su naturaleza, así como desde el diálogo natural que le da pertenencia y territorialidad, relaciones a través de las cuales el artista articula sus modos de resistencia.


            Y el tema del muralismo se  expresa con “ El sueño de María” de Pablo Diego Pérez (Kalaka), que  es una visión personal, “quería recuperar una diosa más guerrera,  porque es una imagen que predomina lo católico y quería ir hacia lo afroindia , allí está atrapando una serpiente que se convierte en montaña” dijo su autor, Kalaka, quien estuvo presente en la realización del mural. Mientras que Nelson Miranda,  que estuvo presente en la inauguración, pinto “Siembra” un tema sobre las luchas sociales.
            La I Bienal del Sur "Pueblos en resistencia", organizada por el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, a través del Instituto de las Artes de la Imagen y el Espacio; IRTES, y el Museo Carmelo Fernández del Instituto de cultura de la Secretaria de educación, cultura, deporte y recreación del Ejecutivo de Yaracuy.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada