Navidad con música propia


La Navidad no solo tiene comida propia, bailes y danzas, manifestaciones materiales también tiene música propia  como los  villancicos,  una composición musical, y la forma poética asociada, tradicional de España, Latinoamérica piezas fueron populares entre los siglos XV y XVIII.
En general, las obras tradicionales del género son arreglos para ser cantados por un coro o agrupación, y sus melodías con reminiscencias medievales les dan un aire característico ceremonial y mágico.

En sus inicios, hacían referencia a la vida de un pueblo o villa. Ya que por medio de estos, los pueblerinos recordaban hechos importantes para la comarca. Es así como los villancicos eran conocidos en sus inicios, como “canciones de villas”. En otros lugares las reminiscencias de los villancicos vienen dados por cantos y danzas populares no ligados necesariamente a la Navidad.

Llegando a la Edad Media, la influencia de la iglesia en la vida y costumbres populares hicieron de estos cantos y danzas populares, gradualmente, una representación propia de la Navidad. De esta manera, en países como Francia y Alemania se comienzan a popularizar estas obras con motivo de las fiestas religiosas en cuestión.


Más adelante, debido en parte a la reforma religiosa y al extremismo de la época, los villancicos tendieron a ser vetados y a desaparecer como tradiciones en las grandes ciudades, pero estas obras siguieron formando parte de las tradiciones populares en los pueblos más pequeños y alejados del tumulto. 
Otra forma musical de la Navidad es el aguinaldo y la parranda. Las parrandas son un género musical que solo se ve en los días decembrinos, acompañados de cuatro y maracas los aguinaldos fueron transformados en parrandas, los parranderos van por la calle cantando sus serenatas navideñas y expresando las vivencias que se celebran en las fechas decembrinas.
 Esta tendencia musical nace en los estados Aragua y Carabobo, donde se estableció una diferencia bien marcada entre el aguinaldo y la parranda, las parrandas prescinden del furruco y se entonan durante todo el año, sus temas tratan sobre situaciones cotidianas aunque pueden hablar sobre la Navidad, sobre el niño dios.

Misas de Aguinaldo


A partir del 16 de diciembre comienzan en las diversas parroquias eclesiásticas de Yaracuy las tradicionales misas de aguinaldo, las cuales son una preparación de la feligresía católica para el nacimiento del Niño Jesús.


En las iglesias yaracuyanas  desde  ya se tienen dispuestos los pesebres, las respectivas coronas de Adviento que es un tiempo litúrgico previo a la Navidad y también están disponibles los cronogramas para las tradicionales misas de aguinaldos amenizadas con  las diferentes agrupaciones que hacen vida en las iglesias y capillas cuyos integrantes afinan los instrumentos y voces.

De estos elementos, el pesebre ocupa gran espacio de los edificios, con paisajes basados en la Biblia, que dicen de la vida de Belén de Judea, lugar donde naciera Jesús en un establo porque sus padres no encontraron posada y para celebrar este nacimiento se han organizado las misas de aguinaldos, como una manera de preparar gradualmente a la feligresía para este momento.

En algunas parroquias habrá misas a las 5:00 de la mañana ya que se sale de casa cuando todavía es oscuro para encontrarse con ese sol que va naciendo, que simboliza a Cristo, luz del mundo. Son nueve misas que  empiezan hoy y se extienden hasta el 24.

Y es que Venezuela tiene una concesión especial de preparación para la Navidad, que permite la celebración de las misas de aguinaldo .Esta tradición de la fe católica en Venezuela, donde pese a estar en el tiempo de Adviento, caracterizado por el color morado y los cantos anunciando la venida del Señor, se le permite a la feligresía emplear el color blanco en los ornamentos del templo, igualmente al sacerdote cantar el Gloria y las respectivas parrandas y aguinaldos que anuncian que el niño Dios nació.

También las misas de aguinaldo indican el final del periodo de Adviento este domingo cuando se encienda la última vela blanca de la corona de adviento que lucen en cada iglesia. Finalizado el Adviento, en el calendario litúrgico, diferente al civil, comienza la Navidad hasta celebración del Bautismo de Jesús, en el rio Jordán de manos de su primo Juan y es hora de la preparación para el tiempo de la Cuaresma.

Las misas de antes

En la segunda década del siglo XX las misas eran de madrugadas, a las tres comenzaba el bullicio para despertar a los durmientes. La misa terminaba a eso de las cinco de la mañana y en San Felipe, los muchachos se iban al viejo mercado de la ciudad a tomar café y comer manducas y arepitas dulces.

Otros se iban en patines hasta  la estatua del indio  y dejarse venir a lo largo de la avenida Yaracuy y aprovechaban para robarse el pan y la leche que a las puertas de las casa dejaba el panadero. Otros no entraban a misa y se quedaban en la plaza Bolívar patinando hasta que saliera el sol porque había que ir a clases.


No hay comentarios:

Publicar un comentario