Los locos recuerdan la matanza ordenada por el rey Herodes


Los locos recuerdan  la matanza ordenada por el rey Herodes

En Cocorote, desde se prevé  cada 28 de diciembre la parranda de Los Locos de Santa María y mucho más temprano en Crucito y otros poblados  del municipio San Felipe. El festejo se cumple en el día que también se conmemora la matanza de niños menores de dos años que ordenara el rey Herodes a manos de los soldados romanos. Fue esta acción  un intento desesperado de Herodes por asesinar a Jesús,  al verse burlado por los magos que habían venido para saludar al recién nacido que sería el nuevo rey de los judíos y que  vio como un competidor político.

Herodes gobernaba Israel cuando llegaron a Jerusalén los magos del Oriente, entendidos en astrología y que se guiaban por una estrella luminosa que los llevo hasta el lugar. Al llegar al pesebre ofrendaron incienso, oro y mirra al pequeño y aunque le habían prometido al rey Herodes, quien los había hospedado en su palacio, que regresarían para darle noticias del sitio en el cual se encontraba el niño Jesús, un ángel les indico que no regresaran avisarle al rey Herodes. Y se fueron por otro camino. Cuando el rey Herodes supo que los Magos no le habían hecho caso, dio la orden a sus soldados de ir a Belén y matar a todos los niños menores de dos años. Pero María y José ya se habían marchado con el Niño Jesús a Egipto, pues un ángel  dijo a José que ya podían volver a su país. Tranquilos, volvieron a la tierra de Israel y se quedaron en la aldea de Nazaret. Allí vivieron hasta que murió Herodes.

Este hecho convertido hoy en un festejo del ciclo navideño, no se precisa la fecha en que llegó a Yaracuy, pero contó Julián León, que en Santa María se instaló desde las montañas de Nirgua, y en Crucito con los pobladores provenientes de Canoabo. Y es que la gente cuando se muda no solo se lleva sus enseres, su familia, también se lleva sus costumbres. 
En este ultimo centro poblado, comenta Jesús Lovera que Gumersindo Lovera, el primero que organizo la fiesta por allá en 1955 con “Valeriano Parra, Luis Parra, Jesús Cabrise, Juan Simón, Joaquín Félix Cabrise, Esteban Cabrise y Porfirio, Miguel Rubira, Pedro Pinto, Luis Labrador, Jose Anibal mendoza, Neri Torres, Tomas Olivero, Eneo Olivero, Justo Flores, Andrés Flores, Pablo Flores, Ramón Ochoa, Miguel Sequera, José Sequera, “Goyo” García, Elio Betancourt, Juan Carmona” entre otros.


En Yaracuy, se visten de harapos, con mascaras fabricadas en cualquier material y portan una vara en la mano para corretear y chaparrear a los vecinos y además  un saco que se llena con los regalos que hacen los otros vecinos, casi siempre verduras.
Con lo que recogen en la tarde fabrican un sancocho donde comen todos los pobladores, en cambio en Sanare la fiesta tiene un profundo sentido religioso.

Pero seguramente Las Locainas  o "Fiestas de los locos" vinieron en los barcos españoles junto con el idioma castellano, el metal, la vaca, el cabello, el perro, la cabra, la oveja, el trigo, el telar, el vidrio, la talabartería, el torno. Vino entonces, de Europa, y de más lejos, del remoto Oriente, de Persia, que en su guerra de conquista la llevo a España. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario