Nacimiento





Elemento central de la época navideña es el Nacimiento, la representación simbólica de la llegada de Jesucristo a la Tierra, que tiene sus orígenes en la Italia del siglo XIII.

La primera representación de este tipo data de 1223 y se dice que se debe a San Francisco de Asís, quien la emplazó en una cueva cercana a la ermita de Greccio, en Italia
, desde entonces la tradición se ha difundido en prácticamente todos los países que han sido evangelizados.

En la actualidad existe una gran variedad de nacimientos, desde los que están conformados por seres vivos, con actores y animales reales, además de un pesebre en tamaño natural, hasta los que están hechos de diferentes materiales y en una gran variedad de tamaños.

En cuanto al número de figuras que lo componen, éste es también muy variable, desde menos de una decena hasta cientos e incluso miles de piezas.

No obstante, los elementos que nunca pueden faltar en un nacimiento son: el Niño Jesús, San José, la Virgen María, la estrella de Belén y los tres Reyes Magos.

Dentro de esta amplia gama de tamaños y estilos, destacan tres clasificaciones: los bíblicos, los regionales o locales y los "modernos".

Sobre los primeros, los bíblicos también conocidos como "palestinos" o "hebreos", se caracterizan por apegarse al máximo a la apariencia que debió tener aquella región de Palestina en los tiempos de Jesús; incluyendo los elementos propios del paisaje, materiales de construcción e incluso animales de la zona.
 
Mientras que los regionales o locales, son a los que se han agregado elementos característicos del país en el que se elaboran; en México, por ejemplo, se acostumbra utilizar heno, paja y musgo para elaborar los nacimientos.


A diferencia de los anteriores, los llamados "modernos" cuentan con un enfoque totalmente artístico, llegando hasta las representaciones abstractas, además de ser elaborados empleando técnicas y materiales poco convencionales, como el metal, el vidrio y las conchas, entre otros.

La tradición de montar Nacimientos, vista desde todos sus estilos posibles, se mantiene en muchas familias mexicanas, y también en diversos sitios públicos, que pueden visitarse durante estas fechas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario