24 julio 2010

José Manuel Moncada: La ciencia debe estar al servicio del pueblo




En medio de la celebración del triunfo del equipo español en el Mundial de Futbol, durante dos días, José Manuel Moncada Fonseca, procedente de Nicaragua, invitado al V Foro Internacional de Filosofía, organizado por el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, con la temática sobre La Historia como herramienta de transformación social y la construcción del Socialismo del Siglo XXI, estuvo en el valle medio de Yaracuy, además de ser forista, compartió con trabajadores de un Fundo zamorano, Consejos comunales y empresas socialistas, para conocer la experiencia del país.

Y a propósito del deporte y del futbol dice que” antes era un medio de recreación, pero hoy cuando se convierten en medios que maneja el imperio, es alienante. Todo el mundo está en función del juego de hoy, es un detractor, la gente en vez de pensar en resolver los problemas del día a día, piensa en el juego. No critico al deporte, sino como el imperio lo convierte en un comercio, en una industria”

Docente en la Universidad Nacional Agraria, y miembro del equipo de Instructores Políticos del Comité Departamental del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), en Managua, habla a “calzón quitao” de los resultados prácticos de la historia como la devastación de los recursos naturales, del empobrecimiento de los pueblos, de la intervención de Costa Rica, Cuba, de Nicaragua, de México, de Venezuela, de la guerra termonuclear.
-¿Le interesa la historia como ciencia?
-Yo la considero una ciencia, pero realmente me tiene sin cuidado si la historia es o no una ciencia, porque yo la tomo como un instrumento ideológico, de debate, de denuncia contra la opresión, la ocupación de territorios, saqueo de la riqueza de los países, la guerra.

Además cualquier ciencia que se quede en la abstracción, que no esté haciendo nada por el mundo está al margen y cuando hablamos de historia en mi caso es un instrumento, al servicio de la transformación social, para construir el presente.
Para mi es una construcción colectiva, un resultado de muchos, sin embargo es el choque de intereses contrapuestos.

Nuestra historia no es apolítica, ni neutral y en ese sentido la derecha usa lo de ciencias neutras y apolíticas y nosotros declaramos abiertamente que nuestra ciencia se pone al lado de los pueblos y por lo tanto la historia es un instrumento de construcción y para poner sobre el tapete la esencia inhumana del sistema capitalista.
-¿A su juicio tiene vigencia el pensamiento científico de Carlos Marx?
-Completamente, pero no cada cosa que dijo tiene vigencia hoy, pero en los aspectos esenciales junto a Federico Engels, en lo que se refiere a la lucha de clases, en este mundo más dividido que nunca en clases opuestas es evidente y ya no está circunscrita a un país se ha vuelto internacional porque es una lucha contra el imperio, las trasnacionales y los acólitos locales agrupados en las oligarquías cómplices para explotar a los pueblos. Yo diría que ese es el aspecto medular de la concepción marxista.
De este se deriva otros conceptos como el modo de producción y en lo actual el capitalista que hay que abolir porque es explotador y ya es un sistema que está amenazando la vida en el planeta.

-Mucho se habla de que se ha invisibilizado la historia de los pueblos de América ¿Está usted de acuerdo?
- Muchos han pretendido destruirla, anularla pero como no han podido la han hecho invisible para el mundo porque los pueblos tienen percepción de su historia, pero se necesita que se conozca la historia de cada pueblo.
Aunque sabemos que en muchos pueblos de América, los españoles o portugueses en el caso de Brasil, destruyeron las fuentes de información que recogía la historia. Y por eso a veces también hay mucha invención, pero es colectiva.

Y en este mundo capitalista hay mucho silencio de los marginados, de los explotados, de la invasión de los pueblos árabes y la historia debe denunciar.

Sobre lo que se hace hoy en Nicaragua para reescribir la historia, expresa que “entre otras cosas, estamos en un proceso donde queremos que salga la historia de los de abajo, su experiencia constructiva. Nos han inculcado que somos flojos, pero nuestros campesinos trabajan de sol a sol y existen países no ricos sino enriquecidos con el esfuerzo de otros. Y si hay países pobres es que han sido empobrecidos por otros que los han saqueados, explotados. Y este es un problema que debe ser dilucidado por la historia “


Escuela Nacional de Cuadros del FSLN
La Escuela Nacional de Cuadros de Nicaragua del Frente Sandinista de Liberación Nacional, nace con Carlos Fonseca, y se dirigió a la formación de dirigentes y forjadores del Frente Sandinista en la etapa de la lucha contra la dictadura somocista.
Hoy día uno de los integrantes de la Escuela de cuadros es Manuel Moncada Fonseca y a quien le corresponde el modulo del pensamiento político de Cesar Augusto Sandino, quien organizo un ejército durante la ocupación estadounidense en Nicaragua. Tras la retirada de las fuerzas estadounidenses, fue asesinado.
Detalló, que Sandino no es totalmente el héroe de los nicaragüenses, sino de la mayoría, pero no de los perversos.
Comenta, que dos días a la semana hoy día, los módulos que conforman los cursos, son dirigidos en un aproximado de 200 horas de clases, por ejemplo a grupos de médicos, ingenieros, comunicadores sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada