28 julio 2010

La ciudad de San Felipe: testimonios, crónicas y tradiciones familiares

La biblioteca de la Universidad Nacional Experimental del Yaracuy fue el sitio escogido para presentar el libro La ciudad de San Felipe: testimonios, crónicas y tradiciones familiares, de Carlos Duarte.

Explico el autor, que su trabajo comenzó en 1963, publicado en el 2009 y presentado en marzo, un trabajo familiar se convirtió en un compromiso, una responsabilidad con San Felipe. “Lo asumí como un deber con la ciudad, y así dejo este modesto aporte”.

Comparó el proceso que culmina con la publicación de un libro con la preparación y ejecución de una obra de teatro o una ópera: está compuesta por muchos elementos que, en su opinión, comienzan con una “chispa” que impulsa al autor a investigar.

A partir de su experiencia personal relató cómo se desarrollan los procesos de corrección, preparación de imágenes y fotografías, el diseño e incluso la escogencia de la imprenta.

Destacó la labor del diseñador que, en muchas oportunidades, suele desdeñarse, pero que puede llegar a convertirse en una co-autoría de muchas obras. “El diseñador es casi el co-autor de la obra. Es quien hace entendible, comprensible, el libro”, mencionó.

También agregó que las imágenes familiares, los símbolos del pasado, los testimonios e incluso objetos que podrían verse como cotidianos, se convierten con el tiempo en patrimonio del país, y es necesario preservarlo. “La civilización consiste en preservar, conservar. Los museos no son para hacer recreaciones nostálgicas, sino para estudiar lo que otras personas y pensadores hicieron y aprender de ellos”. Así, su investigación aporta elementos para el estudio de la historia de la fotografía regional, de la caligrafía y también de la poesía.
El libro en 212 páginas y 36 capítulos da cuenta de la vida del pueblo pero con una familia como protagonistas; ilustrado con fotografías familiares incluye un poemario escrito por Mariano Isava Alcalá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario