17 enero 2011

Gaita de tambora para San Benito en Yaracuy


















Este sábado 15 en la tarde, la imagen de San Benito de Palermo luego de la misa ofrecida en la iglesia Santa Eduvigis en Independencia, recorrió varias vías hasta llegar al barrio Simón Bolívar.

Allí, una zona populosa del municipio ha comenzado a tomar calor la devoción por el santo, cuyo culto no es propio en esta entidad federal pues se venera en los pueblos zulianos; sin embargo desde hace 18 años comenzó a salir en procesión. Al principio con el grupo Danzas Yaracuy, hoy con Yaracuy en música y los vecinos del mencionado barrio.

Luego de la misa y recibir bendiciones, los integrantes de la procesión que por primera vez lucieron su banda que los acreditaba como Mayordomo, I Capitán de lengua, Capitán de Banda, Primer Capitán del Santo, entre otros además de los cargadores, tamboreros y al golpe de “Ajé, Ajé, Ajé, bendito Ajé”, salieron a la calle.
La procesión, tomo la avenida Cartagena hasta la calle 32 y bajar a la cuarta avenida cruzar en la calle 25 retomar la Libertador hasta llegar al barrio.
A lo largo del recorrido de la procesión se entonaron los golpes “Misericordia”, “San Gorongome vaya”, “Chimbangalero vaya” y Achocho
LA VISPERA
Previo a la procesión, el viernes 14 en la noche, San Benito tuvo un rosario a cargo de Jesús Montesinos y entre misterio y misterio hubo gaita de tambora acompañada por los tambores unimembranófonos, tambora y tamborito, el primero de mayor tamaño y más grave, y el segundo de menores dimensiones y más agudo, a los cuales se juntaron el toque de flautas y maracas.
Allí la imagen mostro su nueva capa y detrás del altar se dio una exposición de varias de ellas usadas en la procesión y donadas por sus devotos.
La gaita de tambora, consta de un estribillo fijo que da nombre a la pieza, en cuartetas o sextetas con distintas combinaciones silábicas. Se entona por un coro y se alterna con los versos del solista: Mírale el ojo a la mona/ como le relampaguea/ Si no fuera por la mona/No hubiera mujeres feas
A ello se suma una maraca de gran tamaño que marca los compases y en esta oportunidad varias maracas que fueron pintadas por el vecino Orson Jáyaro y flautas fabricada por un trozo de manguera de tubería para agua con su respectiva boquilla.
En el rosario, fue develado por Jayaro y Rosa Escalona, un mural de la imagen del santo al cual se le fabrico un lugar para que los devotos puedan encenderle velas y colocarle flores.
Luego de este toque de chimbangueles y gaita de tambora, la imagen le espera un largo recorrido en todo el año.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada