31 diciembre 2011

A los que se marcharon en el 2011

2011 fue un año que trajo luto para el sector cultura entre algunos que se marcharon de este planeta estan, Arnaldo Oropeza Frías, nació en Guasdualito, estado Apure. Su madre, Elba Rosa Frías, es nativa de Puerto Nutrias, estado Barinas, el padre, Ezequiel Oropeza Montenegro, ya fallecido, era de Yaritagua, razón por la cual su vida transcurrió en este centro poblado.
A lo largo de su vida se dedico a plasmar en lienzos, cartones o cualquier otro soporte, pasajes de la historia del país, unos de la realidad otros fantásticos y que el mismo llamo realismo fantástico. En los últimos años, junto a Orlando Mendoza del Ateneo de Sabana de Parra, organizaron exposiciones itinerantes en diferentes espacios.
Una de estas exposiciones fue  De la conquista, la colonización, la guerra magna y la guerra federal. La muestra de Barinas, con 15 obras fue abierta unos días antes de su muerte, el pasado 1º de septiembre y tiene como tema la vida de Bolívar.
Eligio Ruiz el cronista de Urachiche
Eligio Ruiz, dedico su vida a Urachiche, pero la gente del pueblo no supo valorar su trabajo, ni las autoridades tampoco.
Ruiz fue nombrado cronista oficial del municipio por el Consejo municipal, con la categoría de ad.-honorem, y estuvo muchos años con esta condición. Al llegar el alcalde actual lo incorpora a la nomina de la Alcaldía y a raíz de la puesta en vigencia de la nueva Ley de régimen municipal, que le transfiere esta competencia al Consejo municipal, este no honro los compromisos laborales, fundamentados en que era ad-honoren.
A tal punto que Ruiz, hace meses antes de morir  con asesoría de la Asociación de cronistas de Venezuela, acudió a la Inspectoria del Trabajo, en la cual se comprometieron a cancelarle su salario.
Eligio Ruiz, dedico su vida a la docencia, luego de jubilado, a desenterrar la vida del pueblo, por eso lo nombraron cronista oficial, sin sueldo.
 Por los años 80 se encargo de colgar adornos navideños por las principales calles de la comunidad. Eran los adornos aéreos que iban de  acera a acera para representar  la sagrada familia,  la vela, la llave,  la posada, ángeles con estrellas, la estrella, los reyes magos y todo aquello que en Venezuela simboliza la navidad, con  sus luces de distintos colores.
Como cronista hubo unos días en que trabajaba desde la Alcaldía, después se mudo a su casa que convirtió en un lugar de exposición.
Escribió mucho y publico poco. Nunca se le asigno un presupuesto para publicar. Algunas de sus publicaciones muy sencillas y algunos son desplegables son El pesebre  aéreo navideño (2001), San Juan Bautista de Urachiche (1999), Costumbre y tradición del velorio de cruz (1999), Conozca a San Juan Bautista (2004),Conozca al municipio Urachiche (1999). A finales del año pasado se bautizo su libro El cronista: el municipio y la historia que recoge algunos de los materiales publicados  en hojas sueltas.
Pero su labor fue reconocida por la comunidad al incluirlo en el Catalogo patrimonial del municipio Urachiche en la categoría de Creación individual. Es autor del escudo del municipio del pueblo.
José Asunción Guerra el autor de la letra del Himno a Urachiche
Otro que se marcho en este año y también en Urachiche, fue José Asunción Guerra y aunque no figura en el Catalogo  de Patrimonio Cultural del municipio Urachiche, desde su llegada este pueblo José Asunción Guerra estaba destinado a formar parte de la vida de este pueblo.

Y no es para menos su nombre está grabado en la letra del Himno de Urachiche, pues escribía poesía a pesar de ser invidente desde los 26 años.

Nació en el 17 de Mayo de 1928 y desde pequeño estuvo en el pueblo, allí
 cursa 5to y 6to grado , seguidamente estudia el bachillerato en el Arístides Rojas, de San Felipe.
Pilar Griman y Tovar Roberto, recogieron algunos datos sobre su vida y anotan que  más tarde  va a la Universidad Santa María de Caracas donde estudio educación especial mención “Braille y Literatura”. Luego fue becado para estudiar un Posgrado en Tiflología (Braille) en Boston.
Al regresar de Boston, y por motivos de ser invidente no le daban trabajo y por sus hijos y esposa decide vender cuadros sellados, loterías, entre otras cosas. Dejo varios poemas compilados en libros, un libro en Sistema Braile.

Dionisio García,  el Libro viviente de El Diamante
Y en el municipio José Antonio Páez,  en El Diamante, se fue Dionisio García,  seleccionado en el 2008  Portador del Patrimonio Inmaterial de Yaracuy en la categoría de Imaginario popular, que incluye creadores de esculturas o imágenes en diferentes materiales, pintura, muñecas, tapices, juguetes y otros.

El dictamen certificado por el jurado lo califica como“ la voz  de la Venezuela alzada en armas desde los años de la cruenta y feroz dictadura gomecista. Cuando él dice su verdad no deja dudas; recuerda y cuenta con tal convicción, que puede hacer que miremos la historia con otros ojos.
Su palabra es un documento que necesitamos leer, la profundidad de su memoria es enorme, abarca desde Gómez hasta el actual período presocialista. Se trata de un militante de las luchas revolucionarias desde su mocedad. Él argumenta y da vigencia a la causa rebelde, la de los desposeídos, desnuda a los opresores, con ejemplos de la realidad explica los hechos. En su lengua pueblerina, nos ofrece una visión desde adentro, la opinión de un luchador que sufrió prisión y persecución, su testimonio reivindica la tradición oral, como columna vertebral de todos los saberes, e instrumento para la reconstrucción de la historia reciente. Nacido del municipio Crespo estado Lara hace ochenta años, reside desde la década de los años cincuenta en la comunidad del Diamante, municipio Urachiche del estado Yaracuy”.    
Dionisio era morocho con Filomeno quien murió hace unos cuantos meses,  nació en Duaca en el estado Lara en el año 20 del siglo pasado, en los años del periodo de la dictadura del General Juan Vicente Gómez.
Hijo de Eusebio García y Rosario Abarca, confesò no saber leer ni escribir  “cuando yo nací no habían escuelas, cuando llego el general López Contreras ya tenía 15 años estaba muy grande. Me acostumbre al campo” comento en la oportunidad en que fuimos a su casa.
Arriero, conuquero, se consideraba un fundador del central azucarero Central Rio Turbio, pues muchas diligencias hicieron junto a otros para su instalación Dionisio era el Libro viviente de El Diamante.
Otro que se marcho fue Arnaldo Rosales, un joven  danzate de la agrupacion Danzora, en Yaritagua, Chiquitin , Pedro Uraya de La Vencedora de Guama, Alfredo Caldera.



1 comentario:

  1. dilia maritza guerra19 de marzo de 2013, 2:12

    gracias por recordarlos.... dios necesitaba de ellos para formar grupos culturales en el cielo...

    ResponderEliminar