26 febrero 2012

Orquesta de cámara y Ensambles de Yaracuy a la vanguardia de la música sinfónica

La sala del Hotel Antigua Misión, en el Parque de la exótica flora Misión Nuestra Señora del Carmen, albergo la noche de este viernes  24 a los instrumentos de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Yaracuy , en su primera temporada 2012, los cuales se desglosaron en Ensambles y Orquesta de cámara.
La agrupación musical  de cuerdas, estuvo varios días de talleres con Eddy Marcano y bajo su batuta ejecutaron Serenata de Cuerdas de Wolfang Amadeus Mozart.

La Serenata Nº 13 para cuerdas en Sol mayor,  conocida como Una pequeña tonada nocturna, Una pequeña serenata o Pequeña serenata nocturna, es una de las composiciones más populares fechada en Viena el 10 de agosto de 1787, fue interpretada por una orquesta de cámara  con violines, violas, contrabajos en varios movimientos: Allegro, quizás el más conocido Romance andante, Menuetto Allegretto, Rondo Allegro, que arranco los plausos del publico que abarroto la sala.
En su segunda ejecución interpretaron el  Tema de María, Oblivion y Adiós a Nonino con música de Astor Piazzolla  y en el clarinete  Valdemar Rodríguez como solista.

Esta última pieza, fue compuesta en 1959  a su padre Vicente Piazzolla, apodado Nonino, que muere cuando su hijo andaba de gira por Centroamérica y se basa en un tango compuesto también a Nonino en 1950; mientras que Tema de María, es  la primera parte de varias piezas que componen a María, de Buenos Aires, un espectáculo teatral con música de Piazzolla y el tango Oblivion.
Con estas piezas, estará Rodríguez en el concierto de gala del Concurso Internacional de Clarinete Jacques Lancelot, el venidero  mes de marzo, en la ciudad de Rouen en Francia.
 Rodríguez inició sus estudios de clarinete con su padre a la edad de cuatro años. Obtuvo el título de Ejecutante de Clarinete, en el Conservatorio de Música Simón Bolívar y la Licenciatura en el Instituto Universitario de Estudios Musicales IUDEM, mención Ejecución Instrumental.
Perfeccionó sus estudios con el eminente maestro Luis Rossi y con los maestros Gervase de Peyer, Walter Boeykens, Guy Deplus y Kálmán Berkés.

Realizó la primera audición en Latinoamérica del Concierto para Clarinete y Orquesta en la mayor K. 622 de Wolfang Amadeus Mozart, en su “Versión Original”, en el clarinete di bassetto en el Teatro Colón de Buenos Aires, Argentina. Ha realizado giras de conciertos por Latinoamérica, Estados Unidos y Europa, actuando en festivales, recitales, clases magistrales y conciertos con orquesta.

En la actualidad ocupa el cargo de Clarinete solista en la Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar, es Jefe nacional de la cátedra de clarinete del Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, Jefe de la Academia Latinoamericana de Clarinete, profesor del Conservatorio de Música Simón Bolívar y del Instituto Universitario de Estudios Musicales
OTROS INSTRUMENTOS DE LA ORQUESTA
La otra parte de la instrumentación de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Yaracuy  como flautas, oboes, fagot, se agrupo en el Ensamble de  Maderas y tuvo como director invitado al joven yaracuyano Julián Ramos, quien trabajo talleres con el grupo y  dirigió la Pequeña sinfonía, de Charles Gounod, obra estructurada en los cuatro movimientos tradicionales y de poseer un adagio introductorio en el primer movimiento y le siguen tres mas; y finalizaron su participación con la Serenata No  10 en Si Bemol Mayor para viento conocida como Gran Partita de Wolfang Amadeus Mozart, con cuatro movimientos.

 Mientas que  las Trompetas Trombones, Tuba se agruparon en el Ensamble de Metales con dirección de Marcos Caldera para ejecutar Fanfarria ceremonial No 3, de Luis Alberto Castro, y Canaro en Paris, de Alejandro Scarpino (letra), y con música de Juan Caldarella, un tango en honor al triunfo de la Orquesta Típica de Canaro en Paris en 1925 y Share my Yok, de Joy Webb ,como solista en la trompeta estuvo Eliecer López y esta pieza la dirigió, Juan Carlos Ribas, un director  colombiano que durante tres días estuvo trabajando con el grupo.


El concierto de más de una hora, cerró su presentación con Guerra de secciones, de Félix Mendoza, que mostró parte de la riqueza musical del país y que  incluye, además de la percusión de orquesta, instrumentos afrovenezolanos como  la guarura. Los músicos no sólo se expresaron con sus instrumentos, también hubo un sangueo aragüeño y a viva voz.

El Ensamble de Metales de Yaracuy surge en el seno de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Yaracuy. Desde su fundación cuenta con la dirección de Caldera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario