27 marzo 2012

Ahora se sabe más de la historia de Yaracuy

“Las escandalosas negligencias educativas han honrado la memoria de nuestras ciudades. No constituyen la causa exclusiva del desastre cultural, pero mucho hay que achacarles. Por eso la tarea de  cronistas, historiadores, poetas, músicos y de los artistas en general es urgente e indispensable” fueron palabras de Freddy Castillo Castellanos, durante la conferencia inaugural de la V Jornada de Investigación y Docencia de la historia de Yaracuy.
Acoto el ponente, que es necesario recuperar la memoria, activarla ”se trata de recuperar un modo de vivir en el país sin desfigurarlo, sin alterar su pasado para satisfacer una manía de poder, como esa de cambiar las fechas celebratorias o ataviar con perifollos de gesta la barbarie, por ignorantes y antojadizos. Recordar es reconocer y el reconocimiento comporta así mismo la comprensión de las sombras, pasadas y presentes”

Ilustro su conferencia con pasajes del libro Rastro en el alba, de Manuel Vicente Tinoco, quien entre crónica y novela revela detalles de la perdida ciudad de San Felipe el Fuerte a principio del siglo pasado.
La actividad  se dio en el auditorio del Colegio de Administración y Mercadeo en San Felipe, organizada por la Sociedad Bolivariana de Yaracuy, con el objetivo de difundir nuevos conocimientos sobre la historia y geografía  local tuvo en el presídium en el acto de instalación a Martha León, presidenta de la Sociedad Bolivariana,  Francisco Tovar, director del Cuam; al conferencista   Castillo Castellano y Soledad Hernández, de la Universidad Nacional Experimental de las Fuerzas Armadas.

Al finalizar la disertación, la Coral Voces Doras con dirección de Gerson Casanova tuvo la oportunidad de interpretar temas como Santifron , Morir es nacer , letra de Manuel Rodríguez Cárdenas y música de Rafael Andrade; y Recuerdos del Táchira.
UN DESASTRE NATURAL APROVECHADO POR DOS BANDOS
Le siguió en el uso de la palabra Eliseo Mora, quien diserto sobre el desastre natural que fue el terremoto de 1812. Manifestó que se han producido 137 entre 1530 al año 2012, tomando en cuenta que un sismo este es un sacudimiento brusco de la corteza terrestre que produce pérdidas materiales y de vidas humanas en una sociedad.

Expreso, que el hombre siempre ha buscado explicación para esto y en China se pensó que era un pez-gato atrapado por un dios y de vez en cuando se sacudía y la Tierra también; en Siberia  lo explicaron que era un dios que pasaba por debajo de la tierra en un trineo y en este país según un mito escrito en Leyendas venezolanas, era un semidios en busca de pareja.
Pero hoy se sabe que la realidad tiene una explicación científica y el de 1812 fue usado por la iglesia para señalar que fue un castigo de Dios por alejarse de la metrópoli España;  mientras que los patriotas le dieron otra óptica.
CRONICAS PARA FELIX PIFANO Y JOSE RAFAEL VILLARREAL
En otra actividad de la jornada se dio un panel conformado por Orlando Mendoza y Lisbella Páez, quienes leyeron crónicas la primera, sobre Félix Pífano de quien este 1º de mayo se cumple 100 años de su nacimiento, el segundo sobre el médico José Rafael Villarreal, de quien este 26 se cumplieron 200 años de su muerte, fue uno de las víctimas del terremoto de 1812.
También formaron parte de este panel David Figueroa Figueroa, quien disertó sobre Tambor, un libro de Manuel Rodríguez Cárdenas, de quien también se cumplen cien años de su nacimiento el próximo mes de septiembre y quien escribió” yo decía mis versos por los caminos en que viajaba a caballo, metido entre una runfla de peones, guitarreros y coleadores. Les escribía en cualquier parte, en las pulperías del camino, recostado del mostrador, mientras mis compañeros de polainas y espuelas trasegaban una ronda de cocuy con las piernas cruzadas sobre el pico de la silla vaquera. En las paredes de muchas casa humosas, al pie de balcones comidos por el viento y el salitre, en los abanicos de gloriosas mujeres de ojos negros, sobre esquivos pañuelos  bordados por la tibia mano que los acunaba”

Y José López, con una lectura para  mostrar que el cuento puede servir para la enseñanza de los historia tomando como ejemplo los cuentos de Horacio Quiroga.
PARA APRENDER PRACTICANDO
Cerró el evento, dos talleres muy cortos, uno a cargo de Lisbella Páez sobre el canto necesario y lo que dicen los documentos y en este caso el Himno del estado Yaracuy, un Bien de interés cultural protegido por la Ley del patrimonio cultural y escrito por Pedro María Sosa, que analizado estrofa por estrofa recorre la historia de Yaracuy y habla de unos hombres aguerridos.
Por su parte Ramón Avendaño, trabajo sobre algunas herramientas para trabajar en la reconstrucción de la  historia local.

El evento, conto con el auspicio de la Alcaldía del municipio San Felipe, Secretaria de Educación, Zona Educativa, Cuam, el Instituto de cultura a través de la Asociación cultural San Felipe y apoyo del Gabinete ministerial de cultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario