28 febrero 2013

IPC elabora expediente para declaratoria del cuatro como Patrimonio cultural


A raíz de una idea lanzada por Pedro Calzadilla,  ministro del Poder Popular para la Cultura el pasado 20 de febrero, sobre la declaratoria del año 2013 como el Año del Cuatro, como tributo a todos aquellos cultores y cultoras que estudian e impulsan el instrumento el cual representa la liberación, soberanía e identidad del pueblo venezolano, hay todo un movimiento en el país.

Y por instrucciones del ministro Calzadilla, el Instituto de Patrimonio Cultural ha comenzado a elaborar el respectivo expediente para elevar a Patrimonio cultural del país al cuatro, pues aun no tiene la categoría de Bien de interés cultural, aunque en los Catálogos patrimoniales figuran varios fabricantes del instrumento.

Según nota de prensa del MPPC su titular indico que se están recogiendo diversos testimonios de cuatristas de todo el territorio nacional, para la elaboración del expediente del IPC de manera que el cuatro se declare este año formalmente, como Patrimonio cultural de Venezuela.

Paralelo a la formación del expediente, este año 2013 fue declarado Año del c Cuatro y “Se llevarán a cabo talleres, seminarios, exposiciones, encuentros, para dar a conocer su enseñanza difusión, historia, entre otras actividades, como tributo al cuatro” expresa la nota.

Tanto cultores y artistas en apoyo con entes culturales elaborarán propuestas para la difusión en todo el país sobre la historia de este instrumento, dando pie al surgimiento de nuevos espacios de expresiones culturales.

EL CUATRO EN YARACUY

El cuatro como en todo el país tiene hoy sus exponentes y su enseñanza académica con un programa, tuvo su Edad de Oro, en los años 80 del siglo pasado en el Centro de cultura popular Don Teófilo Domínguez, adscrito al desaparecido Instituto Autónomo de Cultura y Servicios Educacionales, luego al Instituto de Cultura y  extinto desde hace unos cuatro años por no haber recursos para cancelar el arrendamiento de un local. Los equipos y materiales recopilados a lo largo de los años se encuentran dispersos.

De allí, que sus instructores hoy forman parte de la nomina del ICEY y uno de ellos Paul Escobal, se dedica a dictar talleres de fabricación de instrumentos entre ellos el cuatro.



Sin embargo, su enseñanza sistemática cobra espacio en el Sistema de coros y orquestas infantiles y juveniles de Yaracuy, al principio con las cátedras de música popular del Conservatorio de Música Blanca Estrella de Mescoli, luego con los Ensamble de música venezolana y hoy con el programa Alma llanera. Asimismo su construcción se realiza hoy, en el Centro de lutheria ubicado en el Centro de Acción Social por la Música, en San Felipe.

También los yaracuyanos han podido asistir al certamen “La siembra del cuatro” que impulsa Cheo Hurtado y han logrado clasificar aunque no representando la entidad federal.

De allí que el cuatro tiene raigambre en suelo yaracuyano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario