29 marzo 2013

Niños sanfelipeños participan del Lavatorio de los pies en Catedral


Uno a uno les lavó los pies, los secó con una toalla blanca, arrodillado y los besó, para después bendecirlos, tal como dicen los textos bíblicos hizo Jesús con los doce apóstoles.

La escena es contada en el evangelio de Juan13, 1-15, Jesús "se levantó de la cena, se quitó el manto, tomó una toalla y se la ciñó. Después echó agua en una jofaina y empezó a lavarles los pies a los discípulos y a secárselos con la toalla que se había ceñido"

 

Entonces Jesús dice a sus anonadados seguidores que solo lava los pies porque todo lo demás está limpio. Sin embargo, no todos lo están, agrega en alusión al que lo traicionaría horas después.

“¿Comprendéis lo que he hecho con vosotros? Vosotros me llamáis el Maestro y el Señor, y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Maestro y el Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros; os he dado ejemplo para que lo que yo he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis”, se lee en la Biblia.

Al final de la Misa se procedió a la procesión del Santísimo hacia el Monumento para comenzar los turnos de adoración en el “Altar de la Reserva” celebrándose la llamada Hora Santa en los templos católicos del mundo.



 Explico el párroco que en este año, el motivo fue inspirado en la fe de Abraham, a quien Dios puso a prueba, al solicitarle que sacrificara a su hijo Isaac.

Esta ceremonia forma parte de la Misa de la cena del Señor que se realizo la noche del jueves santo en Catedral, presidida por José Gregorio Carreño, como inicio del Triduo Pascual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario