18 agosto 2014

Compositores de todos los tiempos siguen vigentes por el aporte del canto coral

Como ocurre desde hace varios años, este 17 cerró el encuentro de coros en esta ocasión, en homenaje a Vicente Emilio Sojo, de cuya muerte se cumplieron 40 años este pasado 11.
Luego de tres noches de música coral bajo un copioso aguacero, llego a su final el Festival de canto coral Entrecantos, en las instalaciones de la biblioteca de San Felipe.
Las horas de la  mañana estuvieron dedicadas al ensayo de canto común y a una reunión de directores de coros que concluyo en la necesidad de organizarse y para esto convocaran a una asamblea nacional con sede en San Felipe.
En esta noche final participaron el Coro sinfónico de Nirgua ,con dirección de Ángel Caro, bajo el nombre de Cantoria Arístides Sánchez, para interpretar un “Aleluya”  un canto bíblico de júbilo, muy común en las Sagradas Escrituras, que se adoptó para su uso litúrgico en el judaísmo y en el cristianismo; el poema “No es preciso” de Mario Benedetti , llevado a canto coral; de Vicente Elías Moncada y música de Moisés Moleiro el poema ”Mariposa de invierno” con la solista Katherine Tejera; “La niña Heriberta” música de Edgar Quiñonez y letra de Pio Alvarado.  
 
 
Por su parte  la Cantoría Modesta Bor, de Lara dirigida por  Gerardo Herrera, interpretaron “Salve Regina” del periodo Barroco,” poema  de Federico García Lorca y música de Modesta Bor “Balada de la luna luna”, poema de Bor y poesía de Fernando Rodríguez y el madrigal venezolano de Vicente Emilio Sojo y texto de Rubén Darío “Leticia” entre otras
Mientras que  Voca Spirito, dirigida por  Jaime García, de Distrito Capital , que tiene entre sus integrantes a Drucila Hernández, Valeria Camacho, Nathalia Quevedo, Karla Heredia, Mary Castro, Yoiris Torrealba, Olga Palís, Lisbet Soto, Lorena Fuentes hicieron una pieza de Javier Bustos “Salve Regina;  un poema de  Fernando Paz Castillo y música de Juan Bautista Plaza, además de “Para el cachilo dormido” de Atahualpa Yupanqui, “El bodeguero” del cubano Richard Egües y una cueca argentina, del folklore larense con arreglo de Albert Hernández “El garrote encabullao”  de Juan Galea.
 
 
 
Y un coro juvenil presente fue el  coro Armando González Puccini, proveniente de Mérida  con dirección de Máximo Briceño, que dejo oír “Maracaibera” de  Rafael Rincón González, “Gotas de breve rocío” de Inocente Carreño entre otros temas.
 
 
También se hizo presente el grupo de Danzas Génesis que dio un paseo por algunas manifestaciones culturales como Giros blancos de San Benito,  Baile de Papelón, Polka chasia, merengue rucaneao.
 
 
 
 
Cerró el evento, los grupos participantes mencionados más la Coralia Juana Paula Abarca y el Orfeón Yaracuy , con dirección de Jorge Vargas, interpretaron “El turututú” de Miguel Ángel Calcaño y “Cantemos” de Inocente Carreño, con dirección de Pablo Hurtado.

 



Durante tres días, compositores del Barroco, Renacimiento, del periodo de la colonia venezolana, de Italia, Venezuela, Argentina, Cuba, Nicaragua, España estuvieron presentes en las cuatro cuerdas de varios coros, o al unísono. Coros que bajo la figura de organizaciones culturales ponen su empeño en difundir el extenso repertorio de la música coral.
 La despedida del evento organizado y con auspicio del Instituto de cultura, sello un pacto de reencuentro  para el próximo 2015.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario