02 septiembre 2014

La artesanía brillo en la Feria del maíz en Chivacoa


Este último día de agosto llego a su final  una nueva edición de la Feria del maíz en Chivacoa, capital del municipio Manuel Ezequiel Bruzual, que abrió sus puertas a la artesanía y a las manualidades.

El pabellón artesanal en el centro del espacio acondicionado para la feria a la orilla de la autopista centroccidental, antes Paseo del maíz, hoy Paseo Maisanta,  exhibió desde el viernes desde objetos decorativos, joyas, juguetes e indumentaria, hasta instrumentos musicales, y bebidas artesanales en la búsqueda de revalorizar  creaciones originales.

Allí estuvo la asociación de Creadoras de mi pueblo, que agrupa a varios artesanos del municipio que ha recibido aportes de la Secretaría del poder comunal y protección social del Ejecutivo de Yaracuy, que permite adquisición de toldos, sillas, mesones, manteles.


 



 

 


 

Por allá también estuvo Petra Acosta, con sus sombreros  tejidos en palma, Wendy Arias con tejidos en hilos; Trinidad Maraima con dulcería; las integrantes del Centro de Innovación Social para el emprendimiento PROGRESAR, como el brazo de responsabilidad social de Cerámicas Caribe, con sus productos en vetiver, entre otros. 
Esta feria, al igual que otras, al no haber intermediarios, ofrece mejores precios a los compradores, quienes, además, pueden interactuar directamente con los verdaderos creadores de los productos, verles trabajar delante de sus ojos y preguntarles sobre las técnicas y materiales utilizados.

La artesanía hace un  aporte social y cultural, al mantener viva la tradición de  los pueblos en sus tejidos, cerámica aunque un poco desvalorizada y de allí la importancia de las ferias  al tratar  poco a poco de devolverle valor.

Y el gran protagonista el grano amarillo, se expendio como siempre en los quioscos convertido en cachapa, quesillo, mazamorra, hallaquitas, chicha entre otras delicadeces al paladar.

El  hoy Paseo Maisanta, también albergó la caseta que fungió como gallera para la pelea de gallos, el IV Campeonato de bolas criollas y dominó mientras que la gran la tarima central el Festival Voz Infantil Mazorca de Oro y el espectáculo musical con presentaciones de talento de carácter nacional, estadal y local.

A lo largo de los días feriales  hubo presencia de cuerpos policiales, bomberos y clínica móvil, una bodega de PDVAL.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario