11 junio 2015

A “Oro, plata y bronce” de Carlos Prada le arrebataron su pátina y permanece desprotegida


La escultura en bronce “Oro, plata y bronce” localizada en la Ciudad deportiva, en las últimas horas ha tenido tres colores.

            La semana pasada, lucía su pátina natural, el  fin de semana  fue verde, el martes y miércoles casi negra, luego de haber sido intervenida. El "atentado" no tiene justificación. El bronce no se puede pintar, a lo sumo se limpia con ciertos productos y sólo si fuera necesario y esta escultura solo necesitaba limpieza y reparar las láminas que servían de soporte.

            La escultura por formar parte de los bienes tangibles se incorpora a la declaratoria de Bien de interés cultural de la Ciudad deportiva, según lo expresa el Catalogo patrimonial de los municipios San Felipe-Independencia, además forma parte del estatuario público del municipio.

            Los gimnasios y otras instalaciones de esta Ciudad deportiva en el municipio Independencia, están rehabilitándose a través de cooperativas contratadas por la Empresa socialista  construcciones Yaracuy SA.



 

            Aunque se desconoce si pintara la escultura de bronce, for5maba parte del contrato, la obra se pintó y este martes y miércoles dos de ellas fueron despintadas con algún solvente, removedor de pintura y espátulas de plástico duro.

            De manera que dos de las estatuas, sin su patina natural que la protegía ahora está al descubierto, y sobre la piel casi negra,  aparecen manchas blancas, la  otra permanece  pintada de azul.

            Según lo establece la Ley de protección y defensa al patrimonio cultural, este hecho amerita una sanción penal y aunque los hombres que lo hicieron desconocían el daño causado y sus consecuencias solo querían” que se viera bonito” y cumplían órdenes, el artículo 2 del Código Civil Penal venezolano reza que “La ignorancia de la ley no excusa de su cumplimiento” si existen causas de inculpabilidad que los exime de responsabilidad penal.

            Incluso la mencionada ley en el Artículo 45 expresa” El que por haber obrado con imprudencia o negligencia; o bien con impericia en su profesión, arte o industria; o por inobservancia de esta Ley, de sus reglamentos, normas, órdenes escritas o disposiciones oficiales ocasionen algún daño a esos bienes, será sancionado con la mitad de la pena anterior”.

 INSPECCION DE FUNCIONARIOS DEL INSTITUTO DE PATRIMONIO CULTURAL

            Es de destacar que desde el lunes una comisión designada por el IPC se encuentra en Yaracuy, para conocer de los casos de las esculturas  que forman el Museo vial religioso a lo largo de la autopista que une a Yaracuy con Lara y Carabobo que fueran pintadas, de manera que les quitaron el color original; del hallazgo de una osamenta en una vasija de barro en Urachiche, de piezas encontradas en Boraure en el municipio La Trinidad; del atentado contra un inmueble en el casco de Guama para convertirlo en Terminal de pasajeros; de casos en Yaritagua en el municipio José Vicente peña, entre otros. Funcionarios que   que han estado presente en este nuevo caso.

            En la situación actual de la escultura, de Carlos Prada, se requiere la presencia de un restaurador en metales y con suficientes credenciales. No contratar profesionales en el área ha traído graves consecuencias al patrimonio cultural como la destrucción de la plaza Bolívar en San Javier, la destrucción del cementerio de los ingleses entre otros.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario