25 octubre 2015

Anuncian ganadores del Concurso de arte efímero: alfombra de flores en Independencia

Este 24,  día dedicado al arcángel Rafael,  organizaciones de base y familias,  tejieron una alfombra de flores en la calle 25  en Independencia, a lo largo de la tercera y quinta avenida, en la primera edición del Concurso de arte efímero: alfombra de flores.

            Desde muy temprano, de madrugada, llegaron los participantes con los materiales para construir una alfombra de flores, por donde en horas de la noche en su recorrido pasaría la procesión con la imagen del arcángel.










            Y un jurado compuesto por el alcalde José Mujica, Egilda Figueredo, de la Corporación Yaracuyana de Turismo; Ingrid Piña, de la Dirección de cultura, educación y turismo de la Alcaldía y Milagros Hernández, de Instituto Nacional de Turismo (Inatur), se encargaron de la evaluación de los 51 trabajos participantes.













            Algunos de  los elementos evaluados en cada muestra con un tamaño de 1 metro por 2 cada una, fueron   creatividad en el  diseño, uso de materiales naturales, armonía y composición, uso de materiales de provecho, estética y combinación de materiales, identidad regional, colorido entre otros.  
            Y este jurado otorgó los tres primeros lugares al No 29  que tuvo como motivo un cáliz con un pez que representa el mismo que el arcángel llevaba. Según el texto bíblico el arcángel   da instrucciones a Tobías para pescarlo, del cual extraería las vísceras que usaría más tarde para alejar al demonio Asmodeo enamorado de Sara y curar la ceguera de su padre, elaborado por habitantes de la Recta de Apolonio.
             El segundo lugar lo ocupó el No 14, con los integrantes del Taller Una mirada al arte, con  un marco fabricado con plátanos y encierra la procesión  y el tercero fue para el No 43 con jóvenes de la parroquia, que construyeron un árbol de la fe, con los valores que deben fomentase en familia.



            Y  tambien se se decidió otorgar otros premios más, cinco dotados de 20.000 bolívares y diez dotados de 10.000 bolívares que totalizan 18 premios y los cinco de la primera categoría mencionada fueron para el  No 5 de la Fundación niño Simón que incluye algunos elementos que identifican al municipio como lo son Diablos danzantes de Sabaneta, el Pavo de “Chon” Montilla, el toro del barrio Alegría, integrados en un mosaico.











            También fue premiada la  No 12 de Daniel Alonso, con un homenaje a la Virgen de Coromoto, patrona de Venezuela; la alfombra No 21 del Consejo comunal de la Urbanización San José, un arcángel con una capilita sobre su cabeza, el No 40 de la escuela de la comunidad de La Negrita, un arcángel con alas de plumas y el No 46 de la escuela Ana Elisa López, con la fachada de la iglesia.


            En la categoría de los premios de 10.000 bolívares están la alfombra No. 3 construida por la Dirección de transporte de la Alcaldía,  con su paloma de la paz; la No. 8 del Consejo comunal de San Rafael;  la No. 13 del Consejo comunal de Alegría con un cáliz y el arcángel cuya base lo constituye un ramo de flores; la alfombra No. 23 de la familia Tovar con la bandera del municipio y a un extremo el arcángel; la No. 38 de la familia García Escalona con el arcángel fabricado en tela y la No. 41 que pertenece a la Floristería Fátima.







          
















Pertenece a esta categoría, la alfombra  No. 42 de la familia Regalado que junto a la Escalona, construyeron un arcángel en papel corrugado; el No. 44 la Dirección de catastro de la Alcaldía  con tres esferas, que representaron la Tierra, el arcángel y la conciencia humana; el No. 47 de  la familia Granado y el No. 49 de Fidelina de la Calle 25.
             A la actividad convocada por la Junta de la fiesta patronal, acudieron centros educativos, UBCH, Consejos comunales, familias, entes adscritos a la Alcaldía, y algunos fueron habitantes del barrio Sabaneta, Departamento de administración de la Alcaldía, Renta municipal de la Alcaldía, Dirección del despacho, Inamujer Independencia, UBCH San Rafael, Floristería el encanto esotérico, Ambulatorio Alcalá Medina, Departamento Ingeniería municipal de la Alcaldía.
            Otras alfombras fabricadas fueron la del  Consejo comunal  y la UBCH 24 de julio, Dirección de cultura, educación y turismo de la Alcaldía, CEIB Ignacio Gregorio Méndez, Registro civil de Independencia,  Cascabel sur, dos manualistas del municipio, familia Quiroga, vecinos de la Calle 27, vecinos de Corocito que se ubicaron entre la avenida Libertador y la cuarta avenida entre otras.
            Entre la cuarta y tercera avenida estuvieron UBCH María Eva de Liscano, Instituto de hábitat y vivienda de la Alcaldía,  Consejo municipal de Derechos del Niño y adolescente, vecinos de la Calle 25 al lado de la cancha, Prensa y recursos  humanos de la Alcaldía, Dirección de servicios públicos de la Alcaldía, UBCH Rubén Villalba, Despacho de la Alcaldía, Sindicatura y presupuesto de la Alcaldía, Liceo “Juan José de Maya”, municipio escolar Independencia, familia Escalona del barrio Juventud, Escuela Rafael Andrade, entre otras.
            Estas alfombras fueron construidas en diferentes materiales, flores naturales, hojas, semillas, granos, anime, cartón, tiza, pintura al frio, algodón, piedras, frutas, aserrín al natural y pintado, arena, cascaras de huevos, chapas, flores fabricadas con botellas y al respecto explico Milagros Hernández, de INATUR –Yaracuy,  que el pasado año presentó la propuesta ante la Alcaldía.
            Agregó, que en este 2015 dicto dos talleres para los inscritos uno el pasado 19 en la capilla del cementerio municipal y otro el  20 para conversar sobre los antecedentes de alfombras de flores que vienen de Guatemala, Brasil,  España, Bruselas entre otros y en Venezuela, está documentada la de Araira en el estado Miranda dedicada a la Virgen del Carmen, que data de 1992.
            La actividad, que es Patrimonio Cultural de la entidad desde 2006, comenzó a finales del siglo XIX cuando los primeros italianos llegaron a Araira, quienes arribaron salvos al lugar tras una tormenta en alta mar en la que se encomendaron a la Virgen del Carmen y prometieron construir una capilla, en su honor, en la localidad donde se asentaran. Antes de los años 90, la celebración consistía en hacer ofrendas frutales, entre las que las mandarinas de Araira eran las protagonistas, y pasear a la patrona en carros decorados.




Y a partir de las cinco de la tarde, la Calle 25 se llenó de música.

No hay comentarios:

Publicar un comentario