26 octubre 2015

Fanny Reyre Ménard y Eric Ménard dictan taller en Yaracuy a lutieres del país

En los pasillos de la vieja casona del siglo XVIII en la Hacienda Santa Lucia, llego a su fin el Seminario nacional de cuerdas frotadas y pulsadas, organizados por el Sistema nacional de lutería.
            Divididos en dos grupos, lutieres de todo el país se congregaron  entre el 17 y el 24 para recibir  novedosas orientación de dos maestros franceses, Fanny Reyre Ménard y Eric  Ménard, en esta casona cedida en comodato a El Sistema.
                        Al borde de un aljibe, Lennar Acosta,  coordinador de este Sistema comentó que  se inició en 1982 con el Centro académico de luteria,  con cuerdas frotadas, ubicado en Caricuao junto a  la pulsadas para instrumentos típicos venezolanos y otros como la guitarra  española, donde se preparan a profesionales para la fabricación, mantenimiento y reparación de instrumentos; en  la  actualidad existen tres escuelas: la de vientos para reparar instrumentos de viento madera y viento metal ubicada en Los Chorros,  otra que va  a comenzar como lo es la Escuela de cañas, también en Los Chorros  y una en creación, todas en Caracas.

            Explico que el cultivo de la caña  para la lengüeta de oboes, fagot y clarinete  y su procesamiento será en la mencionada hacienda en una extensión  y ya se dio comienzo al estudio del terreno y luego el arado en media hectárea a modo de prueba, pero la idea es cultivar 3 hectáreas. En cuanto a la semilla, agrego, que en el país existe Arundo donax,  y que la trasportarán para su siembra en tierra yaracuyana.
            “Todas las cañas se traen del exterior y queremos que se fabriquen aquí en Venezuela para que todos tengan acceso,  y esto va a disminuir costos y se pueden proporcionar gratuitamente” añadió.
            En cuanto la formación, anuncio que se van abrir 37 talleres  en todo el país para el 2016 y ya se arrancó con la compra de las herramientas y la construcción de los muebles.

 Y una de las participantes, Joana Rojas, del núcleo Coro, Falcón donde funciona el taller de luteria, dijo que lleva cinco años en este reparando instrumentos y en la estadía aprendió nuevas técnicas de Alemana, Francia para cuerdas frotadas. 
DE FRANCIA A YARITAGUA
             La llegada  de la luthier francesa Fanny Reyre Ménard y de Eric Ménard,  es posible gracias a las relaciones de intercambio académico que lleva a cabo la Fundación Musical Simón Bolívar, ente rector del Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela , por eso permanentemente El Sistema, trae al país personal calificado, para que sus integrantes actualicen conocimientos y en esta oportunidad vinieron los franceses Fanny Reyre Ménard y Eric  Ménard quienes ofrecieron gratuitamente el taller.
            A lo largo de una semana,  ofrecieron conocimientos sobre dos materias, ella de la parte del manejo del violín que suene bien,  de la barra armónica que se encuentra dentro  del instrumento, la calidad de la tapa,  el armazón y el puente, de la parte  acústica. Eric, su esposo  trabajo sobre el barnizado.



            Y explico que el barnizado es muy importante y se debe encontrar una receta que sirva para este clima, porque  la humedad y la temperatura son factores que influyen en el barnizado. Es muy fácil construir un violín por ejemplo en Mérida, pero muy difícil que se seque en Maracaibo, por eso se debe conseguir una receta de barnizado que sirva para toda Venezuela.


            Reyre Ménard tiene un taller de confección de instrumentos de cuerda (violín, viola, chelo y contrabajo), para músicos del más alto nivel académico, y es presidenta de una asociación que promueve un servicio público de calidad en el área de la educación artística, llamada Fédération Des Usagers Du Spectacle Enseigne, FUSE, por sus siglas en francés.
            Y explico en referencia a su viaje al país que “la motivación es El Sistema, en el mundo entero en Francia es considerado como algo extraordinario,  por eso cuando nos contactaron vimos una oportunidad única porque nosotros vemos El Sistema desde lo exterior”
            Mientras que Eric, especialista en acabado, dijo que es una materia que “hemos entendido luego de muchos años y nosotros tenemos una vida larga y tenemos que trasmitir  nuestros conocimientos y cuando mi esposa vino por primera vez se dio cuenta de que había un verdadero deseo de parte de los lutieres de Venezuela  por aprender.  Y para nosotros es algo enriquecedor, encontrar a todas estas personas y dar nuestro saber y también aprender nosotros”  
            Sobre la implantación del modelo de El Sistema en Francia, explico que  El Sistema Francia es una asociación, de la cual es su administrador “ e intenta desarrollarlo. La situación social de los niños  es diferente hay muchas escuelas de música, teatro, danza, hip-hop, pintura y muchas asociaciones trabajo los niños.
            Esta asociación  reflexiona sobre cómo adaptarlo y así lo hicieron  pero lo que se va desarrollar en principio es el Coro de manos blancas, porque allá no existe.”  Durante su permanencia en la Hacienda Santa Lucia, tuvieron oportunidad de acercarse al vecino estado Lara y conocer al Coro Manos blancas.
            Una grata impresión de los lutieres venezolanos se llevan  los visitantes” una de las visiones que se tiene en el exterior de Venezuela es  sobre los problemas de la violencia y cuando encuentro a los jóvenes atentos e  interesados por los otros, esto me da una visión completamente diferente” 

            El Sistema nacional de lutheria,  fue creado por la hoy Fundación Musical Simón Bolívar, ente rector del Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, adscrita al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.         

No hay comentarios:

Publicar un comentario