02 julio 2017

Inmaculada Guerrero formó parte de Artesaneando 2017




Telas, hilos, agujas e imaginación, son los materiales que a mano deben tener quienes se dedican  a la muñequería tradicional venezolana. Sin moldes, ni patrones ni imitaciones, se realizan personajes  utilizados para jugar.
La confección de muñecas, hoy ha quedado atrás, y en Yaracuy muy pocas personas se dedican a este oficio. Una de ellas es Inmaculada Guerrero, quien pertenece al colectivo de Burras y burriquitas del municipio Independencia,  formado recientemente a raiz de un taller dictado y en el cual estuvo presente.



 





Comenta, que aprendió desde pequeña a su fabricación y ahora se dedica a esto, y por formar parte del grupo de burras y burriquitas,  hacia allí se inclina la creación.
Y como parte de las actividades de  Artesaneando Yaracuy 2017 en la Tienda de arte,  ubicada en el Museo Carmelo Fernández, en el complejo cultural Andrés Bello se abrió una muestra de su trabajo, en pequeño formato.
También formó parte de Artesaneando, el taller que el artesano Emiro Lugo (Carabobo) dictó para los estudiantes de la Escuela Integral Bolivariana Alberto Ravell y una muestra de artesanía indígena. 






Artesaneando 2017, es la segunda fase del Foro de la Economía Cultural, para la activación del sector, impulsado por el Centro Nacional de Artesanía del Ministerio del Poder Popular para la Cultura (MPPC).




No hay comentarios:

Publicar un comentario