26 marzo 2016

Los siete potajes engalanan la culinaria yaracuyana de la Semana santa

Los siete potajes, es una vieja costumbre heredada de los antepasados, que con el correr de los años tiende a perderse y en muchos lugares solo queda el recuerdo.
            Al parecer nacen, de la prohibición de consumir carnes durante los días del triduo pascual, lo que dio lugar a un almuerzo el jueves santo con un menú titulado siete potajes, este en recuerdo a la Última cena.







            Pero en cada región geográfica al parecer era diferente, pues en Yaracuy a comienzo del siglo XX la inmensa mayoría de la población, solo hacía dos comidas, una a altas horas de la mañana y la segunda en la tarde.
            Este menú del Jueves Santo, tuvo como basamento el pescado rayado , chiguire en diferentes preparaciones, acompañados de la dulcería de estas fechas a base de coco y yuca.
            La oralidad ha permitido reconstruir estos siete potajes, siete platos del jueves de Semana Santa. En la contemporaneidad, la tradición culinaria de Semana Santa, se abre camino a través del tiempo.

            De manera, que la semana santa al igual que la Navidad tiene fisonomía propia.

1 comentario:

  1. En mi pueblo no faltaba el melao hecho a base de coco, batata, papelón y plátanos maduros con esencias de canela y clavos de olor riquísimo

    ResponderEliminar